Adhesivos en la industria del calzado

En la industria del calzado, la operación de pegado del piso al corte es una de las más importantes y más críticas en lo que se refiere a la exigencia de la unión, influyendo notablemente en la calidad del producto final. Los adhesivos utilizados en esta operación deben cumplir diversos requisitos, tales como, versatilidad, por la amplia diversidad actual de materiales empleados en la fabricación de calzado; alta velocidad de cristalización y alta cohesión inicial, con el fin de que el zapato no se despegue al salir de la prensa y pueda reutilizarse la misma horma en el menor tiempo posible; y por último, los adhesivos deben presentar una viscosidad adecuada, para facilitar su aplicación.

En este sentido, los adhesivos más utilizados en la industria del calzado para la unión corte-piso son los adhesivos de poliuretano y policloropreno en base disolvente orgánico. Por otro lado, los adhesivos en base acuosa implican diversas ventajas medioambientales y mejoras en las condiciones laborales, constituyendo una alternativa a los adhesivos en base disolvente. En tercer lugar, los adhesivos hot melt, proporcionan una ventaja fundamental: su rápido procesamiento; sin embargo, no son habitualmente utilizados en el sector del calzado para la unión corte-piso, principalmente por su dificultad a la hora de ser aplicados.

A diferencia de los adhesivos en base agua o base disolvente, los hot melt no necesitan secado. La adhesión comienza inmediatamente después de su aplicación, a medida que enfrían hasta su punto de solidificación. Por tanto, el uso de adhesivos hot melt en la industria del calzado constituye una gran ventaja. Además de que no precisa de tiempos de secado, se aplica a una sola cara, cuenta con una amplia versatilidad de adhesión a gran variedad de sustratos y son monocomponentes, es decir, no necesita reticulante para la obtención de uniones fuertes y duraderas. Adicionalmente, la robotización del proceso de aplicación de adhesivos hot melt implica un ahorro en tiempo y costes para la industria del calzado.

Imprimir