Materiales en la industria del mueble

La gran diversidad de estructuras y materiales aplicables a mobiliario de asiento, hace que su estudio pueda resultar de gran complejidad. No obstante, es muy frecuente en diferentes aplicaciones y modelos, el uso de cubiertas textiles con soporte de relleno constituido por materiales poliméricos celulares flexibles, tales como las espumas de poliuretano tipo poliéter. Estos rellenos bien se fabrican en bloque o bien por procesos de moldeo.

La espuma de látex, natural o sintética, es más habitual como relleno de almohadas y colchones, aunque en los últimos años, ha proliferado el empleo de espumas viscoelásticas.

En la fabricación de mobiliario tapizado es frecuente el empleo de guatas o fibras de poliéster termofijadas como relleno en respaldos, reposabrazos y asientos. Estos rellenos se sitúan entre el textil y la espuma, con la finalidad de aumentar la sensación de confort y crear un efecto de volumen más acusado.

En mobiliario de asiento de oficina o de colectividades, es más frecuente el empleo de las mismas espumas pero conformadas por un proceso de moldeo, siendo muy habitual el uso de textiles mejorados técnicamente (textiles de mejor comportamiento al fuego, con tratamientos antimanchas, hidrófobos, antiestáticos, etc.), y con mayores prestaciones de durabilidad.

 

Imprimir